miércoles, 13 de noviembre de 2013

Es entonces cuando me paro a pensar qué ha sido de nosotros, de esos momentos juntos, de esas risas, de esas miradas, caricias, gestos, abrazos, tonterías… Y echo a correr, pero los recuerdos me alcanzan, aunque realmente no tengo muy claro si corro con la esperanza de volver a encontrarte en la meta o para escapar ya de todo esto. No tengo muy claro qué debo hacer ni cómo he de actuar, lo único que sé con certeza es que me encantaría encontrarte en cada paso que dé, como antes, como en los viejos tiempos… Pero quizás sea demasiado tarde, quizás después de haber estado tanto tiempo sin saber de ti no debería de haber caído otra vez; pero ya sabes, dicen que lo mejor para resistir la tentación es caer en ella; por mucho que ahora se sumen más recuerdos y me cueste más intentar olvidarte, volvería a repetirlo. Volvería a pasarme miles de días en tu casa, durmiendo abrazada a ti, dándote un abrazo y miles de besos de buenos días, de buenas tardes o simplemente de esos que dicen “te quiero” sin necesidad de abrir los labios y que se dan sin ninguna explicación, solo por ganas, aunque tal vez con algo de miedo de que sean los últimos besos que pudiera darte… Volvería a picarte, a dejar que me piques, a sonreírte con cualquier tontería, a cuidarte, a preocuparme por ti, a admirarte… Y es que por mucho tiempo que pase, sé que vas a seguir estando ahí, como el primer día, y sé que voy a seguir teniendo las mismas ganas de estar contigo. Y si el olvido acaba haciendo su trabajo, si tuviera la ocasión, volvería a vivir esos momentos y seguramente a corregir todos los errores que cometí; pero aun así de nada me arrepiento, porque hasta una pelea contigo me “gustaba”, por el simple hecho de saber que te seguía teniendo a mi lado, y que la reconciliación valdría la pena. Sin duda alguna, volvería a conocerte, a conocerme, a conocernos, y a seguir descubriendo cada día algo nuevo e increíble de ti, porque eso es lo que te define: ERES INCREÍBLE. 

viernes, 18 de octubre de 2013

Y pasó...

Justo cuando piensas que no vas a volver a ilusionarte, que tu sonrisa no va a tener otro motivo perceptible debido a los errores del pasado, sucede. Aparece otra persona, que realmente te das cuenta de que estaba presente hace mucho tiempo más atrás… Y aparece el miedo; miedo a no salir ilesa de la locura que sabes que vas a cometer, miedo a que tus lágrimas vuelvan a tener nombre, miedo a que nada salga como esperas… Pero en eso consiste la vida, en arriesgarse, en vivir nuevos momentos que se convertirán en grandes recuerdos en el futuro, en aprovechar el tiempo. Y mientras pienso en estas palabras solo tengo a una persona en la cabeza, sí, la misma que anda rondando a todas horas, pero que difícilmente puedo evitar. Esa persona que hace que me duela la boca de tanto reírme con las tonterías que solo él hace, esa persona que consigue dirigir todos mis estados de ánimo, el que hace que el tiempo se pare cuando estoy a su lado y de repente, lo único que quiero es que ese momento dure para siempre.


domingo, 30 de diciembre de 2012

2012: gracias por las lecciones. 2013: allá voy.


Pues yo no me arrepiento de nada de este 2012: los buenos momentos me hicieron feliz y los malos momentos me hicieron aprender. Las personas que se fueron demostraron que no estarían a mi lado “pasase lo que pasase” como decían y las que continúan a mi lado demuestran que admiran tanto mis virtudes como mis defectos. Los momentos en los que perdí la cabeza me enseñaron a actuar menos con el corazón y a entender que no todo el que permanece a mi lado es porque me quiere de verdad, a veces es por pura conveniencia.
Pero si pongo en una balanza los momentos de este año, estoy segura de que ganan los buenos, ya sean con persona que se han ido o con personas que siguen conmigo; pero todos esos momentos me hicieron permanecer con una sonrisa en la cara durante horas, momentos que ahora recuerdo y que quiero que en este 2013 se vuelvan a repetir.
Y si soy sincera, al pensar en este año, me acuerdo de un número, el número 21. Para ser exacta, el 21 de enero de 2012, el día en que empezaste a formar parte de mi vida y a ser el que dirigía mis estados de ánimo, cual marioneta que es guiada por un hilo y que cuando lo pierde nunca vuelve a ser la misma. Y entonces comprendo que por mucho tiempo que pase, los recuerdos siempre quedarán, tu cama siempre tendrá algún pelo o algún aroma mío, tus sábanas seguirán con la mancha que yo provoqué y la ropa que te compré seguirá siendo tu abrigo. Así que no te esfuerces en seguir diciendo que no te importo nada, porque al mismo tiempo en el que dices esas palabras demuestras lo contrario, ya que si una persona no te importa nada, no gastarías parte de tu tiempo en hablar de ella.
Por último, solo pido una cosa: que este 2013 te lleve a donde te mereces, porque has demostrado no valer nada.


jueves, 20 de diciembre de 2012

Sabias palabras de un amigo...

Si abrazar un peluche suyo te va a devolver la felicidad, abrázalo; pero piénsalo y verás como te darás cuenta de que no es así, que lo que abrazas es una ilusión que se ha escapado y ya no está.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Como jode echar de menos..


Y en ese momento en el que agarraron mi mano, empecé a recordar como me sentía al tenerte a mi lado. Empecé a sentir ese cosquilleo que sentía cada vez que pasabas tus brazos por mi cintura, cada vez que me susurrabas un “te quiero” al oído tras cada beso, o un “que guapa eres”; cada vez que me prestabas tu abrigo para que no tuviese frío mientras nos pasábamos esas tardes en un callejón, aislados del mundo y resguardados bajo nuestras sonrisas. O cada vez que nos escondíamos bajo tus sábanas, o esas películas que nunca conseguíamos acabar porque el cariño y la pasión nos podía. O esos paseos agarrados de la mano, esos besos de despedida, deseando que fuese el mínimo tiempo posible el que tuviese que esperar para volver a verte, pero no pasaba nada, tenía la esperanza de que aparecieras en mi salida o en mi casa cada tarde, como solías hacer. Hasta que un día todo cambió, todo se torció y ya nada volvió a ser como antes. Tras muchos intentos fallidos de romance, fracasó. Sabes que no me hubiese importado luchar más,  aún me quedaban fuerzas, pero dicen que el amor es un juego de dos y sentía como yo ya era la única que apostaba fichas. Y como digo, ha sido hoy, cuando han agarrado mi mano, cuando un aire de recuerdos me ha soplado la cara y me ha vuelto a hundir bajo mi cama, donde tantos momentos pasamos y abrazada a tu peluche, lo único que me queda de ti. Es entonces cuando he comprendido que no volverás; ni tu sonrisa a un centímetro de mi boca, ni tus “te quiero”, ni tus “buenos días princesa”, ni tus manos como escudo, ni tu presencia. Que solo me queda encontrarte por la calle con ella y ver como nos hemos convertido en dos desconocidos que se conocen demasiado bien y con muchos recuerdos en común.


viernes, 28 de septiembre de 2012

without you..


¿Tanto te cuesta darte cuenta de que estoy enamorada de ti? Joder, que te echo de menos, que te has llevado una parte de mí, que sin ti no soy yo, que necesito tus buenos días, tus “buenas noches enana”, lo necesito todo de ti. Necesito pasar cada día 21 contigo, además de todos los demás, necesito sentirte cerca, a mi lado, saber que estás conmigo, que no te has ido y que no tienes intención de hacerlo. Necesito poder decirte un “te quiero” con la total seguridad de que me responderás con un “yo mucho más”, necesito no tener miedo de volver a perderte una vez más, necesito ser la única en tu vida, la más especial, la persona en la que pienses cuando le digas a tus amigos “es ella”. Necesito quererte, demostrarte todos los días de mi vida que estoy contigo, a tu lado y que nunca te voy a soltar, por muchos problemas que se planteen; porque a tu lado todo era más fácil, más feliz, más increíble, más perfecto. Necesito sonreír como tú lo conseguías, necesito que el principal motivo de mi sonrisa seas tú y que mi felicidad lleve tu nombre. Necesito pasarme una tarde de lluvia abrazada a ti, en tu sofá, en mi cama o en un callejón, mientras sea contigo me es suficiente. Necesito saber de ti, te necesito en mi vida.

domingo, 23 de septiembre de 2012


Es acabar de besarte y tener siempre la misma sensación que me calma y a la vez me desespera. La sensación de saber que vas a volver, que no va a ser el último beso, si no que nos quedan muchos más, más risas que compartir, más piques, más conversaciones hasta las tantas, más culebrones sin sentido. Y por un lado me tranquiliza el saber que no te he perdido, pero por otro me altera, me altera no ser capaz de evitar que estemos separados durante un tiempo, no ser capaz de separar el orgullo de nosotros, de dejar las tonterías a un lado, de hablar claro y admitir que por mucho que aparentemos odiarnos, en realidad estamos deseando comernos a besos, gastar los vales , los minutos y las horas en la cama, escondidos cada uno debajo del otro cuerpo pero sin dejar de perder la sonrisa, la única que tú consigues sacarme. Pero al parecer es más fácil fingir odiarnos, mientras deseamos querernos; dormir separados, queriendo soñar juntos… hasta que llegue un día y me cambie esa sensación y llegue el momento en el que me toque asumir, que nuestras vidas se han separado, para siempre.

domingo, 19 de agosto de 2012


Siempre que la vida te niega una cosa es porque te tiene preparado algo mejor, y cuando menos te lo esperas es cuando sucede. Aparece una persona normal, tan normal como lo eres tú, pero que hace que cuando esté a tu lado te sientas increíble. Y cambia tus planes, por completo. Te ciega, te conquista, TE ENAMORA. Y no hay marcha atrás, por mucho que lo intentes, los sentimientos crecen a la velocidad de la luz. Entonces es cuando te paras a pensar que no eres perfecta, que en qué se habrá fijado de ti cuando hay miles de chicas con un cuerpo 10 y unas medidas de infarto capaces de conseguir que todas las miradas se dirijan hacia ellas. Y reaccionas, porque sabes que tienes cosas mejores, cosas que solo le puedes entregar a esa persona. Llegó la hora de centrarse en ti.
Me bastaría con captar solo tu mirada y centrarme en ella, perderme por tu cuerpo… ¿sabes? No me importaría perderme en él y no encontrar la salida. Me podría pasar mis días dándote millones y millones de besos, regalándote mis mejores sonrisas. 
No puedo prometerte el cielo pero si puedo hacer que te sientas como si estuvieses flotando en sus nubes. No todos serán momentos felices, pero estoy segura de que los difíciles los superaremos juntos. Prometo abrazarte y estar junto a ti, aunque sea sin hacer nada, pero que en ese momento se convierta en mi todo. Prometo enseñarte cada día algo nuevo: un nuevo sentimiento, una nueva mirada, una nueva sonrisa; que solo consigas hacerme sentir tú. 
Superaremos todo lo que se nos ponga por delante, porque todos los combates, las lágrimas, la incertidumbre de los dos, tienen su recompensa. No creo que te calme cuando grites, pero gritaré tan fuerte, tan alto, tan duro como tú, para que no te sientas solo, para que sepas que estaré a tu lado, pase lo que pase. Te prometo que mi misión será cuidar tu risa, pero a cambio tendrás que mantener la mía. Te prometo que no habrá un solo día en el que no te de las buenas noches y me duerma pensando en ti. Prometo contarte millones de historias, pero que la mitad sean escritas por nosotros. Prometo repetirte todos los días si hace falta que me encantas. Que me encanta sentir el aire caliente que sale de tu nariz rozando mi cara, tu olor, tus caricias, tus abrazos, despeinar tu pelo, tu mirada, el color de tus ojos, reírme a menos de un milímetro de tu cara, tus gestos y las mil tonterías que se te ocurre contarme siempre, el lunar de tu cuello… Me encantas tú.



impotencia


¿Sabes qué es lo que más jode? El saber que todas las chicas que te plantan delante no te van a querer ni la mitad, ni la cuarta parte de lo que yo lo hago. El saber que ninguna te va a aguantar tus días malos, ni tus rayadas, ni tus momentos bipolares, ni tus tonteos con otras…
El saber que siempre estamos en las mismas.. Joder, no es más fácil dejar las cosas claras para no volver a tropezar? Para abandonar este puto camino contigo delante que me está matando? No puedo seguir con esto, no puedo seguir queriéndote en silencio, no puedo echarte de menos de la forma en la que lo hago, no puedo soltar más lágrimas que lleven tu nombre, no puedo recordar todos los momentos a tu lado cada vez que pase por algún lado o simplemente cada vez que escuche una canción que estuvo presente en uno de nuestros momentos, no puedo seguir queriéndote como te quiero, porque... me está matando, me está comiendo por dentro el no tenerte.


martes, 17 de julio de 2012


 -Te quiero

+ Y yo

-          Sabes la sonrisa que se me pone cuando hablo contigo..?

+ Me has visto a mi?

-          No paro de pensar en ti..

+Ya somos dos..

-          Te necesito

+ En mi vida

-          Eres tan especial

+ Más que tú?

-          Tu eres mas especial que nadie..

+ Lo superas!!

-          No!!!!!!!

+ Yo mando!

-          Sobre mi? Si.


sábado, 11 de febrero de 2012

¿Qué quiero de ti? Camas deshechas, sonrisas, buenos momentos, espacio para extrañarse, un calendario para contar cuantos días quedan para vernos. Y que nunca, nunca me olvides.

viernes, 27 de enero de 2012

Faltas y todo me sobra.

Al final va a ser cierto eso de que “cuando menos te lo esperas es cuando sucede”. Porque así pasó. No quería ni tenía a nadie en mi vida con quien compartir los besos, las caricias, los momentos, las horas, los abrazos… Y apareciste, provocando que cada día que pase tenga más ganas de estar a tu lado, de sentirte, de fumarnos esos cigarros juntos, de comernos la vida, de que dejes tu olor en mi cama como lo haces, de que me visites por sorpresa, de hablar contigo a todas horas, de escuchar un “me encantas” que provoca mi sonrisa. ¿Sabes? Ahora lo único que tengo son ganas de ti.


jueves, 12 de enero de 2012

Siempre que la vida te niega una cosa es porque te tiene preparado algo mejor.



martes, 3 de enero de 2012

recuerdos.

Recuerdos. Solo quedan recuerdos, que por mucho tiempo que pase ya forman parte de mi, de mi persona; recuerdos que tú te encargaste de formar y de borrar en un periodo de tiempo. Recuerdos que hacen que me entren tales escalofríos por el cuerpo que solo consiguen apoderarse de mi, de mi estado de ánimo y de mi interior.  Y a pesar de todo lo que pasó y que ya nunca te volveré a ver, tengo que destacar que me diste los mejores recuerdos. Recuerdos que hacen que mi corazón lata de una forma especial, que hacen que no pueda frenar ese ritmo que se encarga de bombear mi sangre. Recuerdos que muestran que esa historia fue real, que durase el tiempo que durase ahí estábamos los dos, día a día sin poder dejar de saber el uno del otro. Era rutina preguntarte como estabas, saber que estabas bien, que podía seguir contando contigo para todo tipo de cosas, fuesen buenas  o malas; tú estabas ahí para darme una respuesta y demostrarme que pasara lo que pasara seguirías ahí.
¿Un poco rápido se fueron esos hechos, no? Esas palabras que solo tú eras capaz de mostrarme con ellas esa tranquilidad que conseguía que me olvidase de todos mis  problemas porque estabas tú. Y con el tiempo solo me ha quedado asimilar que solo quedan recuerdos, que las palabras se las llevo el viento y el tiempo y que solo forman parte de una historia pasada y… ¿olvidada? No, no creo que se pueda olvidar en un simple abrir y cerrar de ojos. Supongo que tendrá que llegar otra persona que me haga sentir la mitad de especial que tú lo  hacías, y que me haga ver que al fin y al cabo no estoy tan mal sin ti.


domingo, 1 de enero de 2012


El amor es una cosa divertida, esperas que sea fácil, esperas que sea un mundo de rosas y risas y momentos perfectos como los que solo se ven en las películas; esperas decir siempre lo correcto, y siempre saber exactamente cómo te sientes, o exactamente cómo reaccionar ante él; esperas que te calme cuando estas gritando o te persiga cuando te escapas. Esperas tanto que te sientes por completo y totalmente derrotado cuando algo no coincide exactamente con todos tus planes. Pero esa es la cosa, el amor no es un plan. No tiene un comienzo determinado y, ciertamente no tiene final o metas visibles para los que creen profundamente en él.
El amor solo pasa, es tan increíblemente desordenado que las personas a tu alrededor no pueden comprender las cosas que haces o porque luchas tanto por algo que al parecer te causa tanto dolor; porque simplemente ellos no pueden ver ese anillo de locura que te encierra cuando estas enamorado. Es incomodo, doloroso y devastador a veces, pero no podemos vivir sin el. Lo que no aprendemos es lo difícil que es amar, cuanto trabajo se necesita, cuanto tenemos que poner de nosotros mismos en el; y tal vez solo vale la pena cuando estamos totalmente y absolutamente idiotas al respecto.
El amor no es que él te calme cuando gritas, es gritar tan alto, tan fuerte, tan duro, que puedas volar y al ver su cara puedas despertarte y mantenerte en la tierra. No es que te lleve rosas todos los días o cosas lindas que hagan que una relación parezca presentable. Es una larga lucha que drena la vida y los huesos de los dos; y sin embargo, se muestre en tu puerta a la mañana siguiente, de todas formas. No es decirte como debes comportarte o saber exactamente la manera de manejarte. Eres tú acariciando mi cabello y diciéndome que todo estará bien porque tú estas conmigo., admitiendo que esta tan asustado como yo. Tienes que recordar que en el amor no eres el único implicado; sin saberlo has puesto tu vida, tu corazón en las palmas de las manos de otra persona, arriesgándote a que lo vuelva en mil pedazos o en carne picada o que olvide que se lo entregaste a él. Haz lo que quieras, siempre y cuando esté contigo.
Nos volvemos locos, la realidad se hace invisible y borra todas las líneas que no deben cruzarse. Se trata tirar al carajo todos los nervios del cuerpo y de la misma manera no perder el impulso; debido a que todos los combates, todas las lágrimas y la incertidumbre de ambos valen la pena. Es un infierno mucho mejor. Es estar 100% feliz sin alguien que nos muestre que hay un mundo de diferencia entre sentirse "feliz" y sentirse completo.


viernes, 30 de diciembre de 2011

New year!

Querido 2011:

En estos 365 días me ha dado tiempo a darme cuenta de muchas cosas. He aprendido por ejemplo que es cierto eso de que a palabras necias, oidos sordos; que no solo los días soleados son para disfrutar asi que desde ahora adoro la lluvia y las tormentas; que habrá gente a la cual simplemente no le caigas bien y otras en cambio, no puedan vivir sin ti; que los sueños porsupuesto existen para perseguirlos y hacerlos todos realidad; que por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a salir entre las nubes; que amigos de verdad, pocos, pero los mejores; que habrá momentos en los que hay que decir adios y seguir para adelante; que las heridas del corazón llegado el momento oportuno, dejan de doler, aunque eso no signifique que la cicatriz desaparezca; que los recuerdos pueden convertirse en un arma muy letal; que la gente suele entrar y salir de nuestras vidas como las ráfagas de viento tras las cortinas; que de los errores se aprende; que si te caes mil veces pues te levantas otras mil más; que hay cosas que no se dicen con los labios, sino con la mirada; que a fuego lento las cosas suceden mucho mejor; que no hay nada imposible si realmente lo deseas; que ilusionarse es lo más bonito que te pueda pasar; que la ternura de alguien a quien amas es uno de los mejores regalos; que un día sin sonrisas será un día perdido; que el tiempo es oro y sobre todo no espera por nadie; que ser uno mismo es, por encima de todas las cosas, la mejor opción; que la libertad individual es un derecho innato; que aun soy demasiado joven para saber que es lo que quiero en la vida; que es hora de improvisar; que quiero comerme el mundo y no al revés; que las oportunidades están para aprovecharlas y no para dejarlas escapar...pero sobre todo he aprendido, que no debes arrepentirte de lo que ya ha pasado, lo hecho, hecho está, ahora solo queda seguir hacia delante, cargando en tu espalda el peso del pasado...






lunes, 12 de diciembre de 2011

No es mio, pero.. *_*

Vale, lo gritaré lo más alto posible. QUE TE PETEN. Pero bien petado. Que te pongan en el corazón una diana y que te tiren dardos, a ver si así sientes algo. Que ese ego tan grande que tienes te explote de una puta vez. No, no puedes. No puedes venir aquí, subir las manos por mis piernas, y pensar que las voy a abrir. Ya vale. ¿No te cansas? Enserio, ¿no te cansas de decepcionarme tanto? Te gusta jugar, pero no que jueguen. Conmigo las cosas no van así. Si entras en mi cama una noche, tendrás que quedarte hasta que suene la alarma. Nada de irse a escondidas a ciertas horas de la madrugada. Si me ofreces un cigarro después de un orgasmo, no te lo negaré. Pero antes de la última calada quiero otros muchos revolcones. 
Al final siempre soy yo la que pierde el culo por ti. La que utiliza la lengua para darte caricias en el cuello. 
Me he cansado ya de noches en vela, esperando señales tuyas. De quedarme sentada en la cama, con la almohada en la cara, cagándome en cada segundo que te regalé mi felicidad. Yo hoy con tus TE QUIERO me limpio el culo. Prometo que mañana no te llamaré. Ni mañana, ni pasado. Y yo si cumplo mis promesas.



viernes, 9 de diciembre de 2011

¿pasado pisado?


Hojas y mas hojas desechadas por ti. Al igual que las lágrimas y los recuerdos que habland de ti. Los besos, las caricias, los abrazos, los momentos que te di. Se van borrando con el tiempo, hasta que algún día te acabes convirtiendo en uno más; un simple recuerdo, un pasado que no merezca ser recordado, un capítulo de ese libro ya leído demasiadas veces y del cual por fin ya haya pasado página, un momento que ya no desee que se repita, una piedra con la que no quiera volver a tropezar… Y entonces me de cuenta de que fue una historia que nunca debió empezar.

pf

Te alegras de que sea feliz, te duele que no sea contigo. Te duele haber luchado tanto tiempo y que tus esfuerzos hayan sido en vano y aun mantienes la esperanza de que algún día por casualidad se acuerde de ti, de que existes. Buscas medios para olvidarlo, pero aun asi se hace casi tan imposible como el olvidar su sonrisa y la manera en la que te hacia sentir la chica mas increíble y especial del mundo a su lado. Entonces solo te queda dar las gracias por haber pasado la mejor semana de tu vida y ese fin de semana inolvidable a su lado; pero al fin y al cabo una no puede evitar preguntarse si se volverá a repetir, y qué hubiese pasado si hubiese actuado de otra manera. Son preguntas que no se pueden responder, pero que te imaginas la respuesta porque los hechos hablan por si solos. Solo me queda esperar que seas feliz, de verdad, lo más que puedas, ya que no quisiste que yo formase parte de esa felicidad… pero ten una cosa muy clara: NO VAS A ENCONTRAR A NADIE QUE TE QUIERA COMO YO.


16 de diciembre :D!!

+ ¿Que le vas a pedir  a tus padres este año por tu cumpleaños?
- Mm......... No quiero nada material..
+ ¿Qué? ¿Qué es eso ''no material''?
- Pues... pues... eso, mmm.. sí... A ti.
+ ¿Qué? ¿A mí?
- Pues sí, quiero pedirle a mis padres que me regalen tu amor, que me regalen los mejores momentos contigo, y también los peores, siempre y cuando haya reconciliación... Quiero tus mejores sonrisas, y tus lágrimas también; así podre consolarte. Quiero los mejores besos, tus besos, sentados en un banco de cualquier rincón del mundo, mientras nieva, llueva, truene o haga el mayor temporal del año. Quiero que me agarres de la mano y que me digas que me quieres mientras vemos las luces adornando la ciudad. Quiero que no solo estemos este año, sino también el siguiente, y el otro, y todos los que vengan, porque.. ¿sabes qué? Mi mejor regalo eres tú.


sábado, 3 de diciembre de 2011

in love with you.

Le dispararon un tiro en el olvido, iba chorreando recuerdos por el asfalto.
 (click en la foto)

viernes, 25 de noviembre de 2011

quien se fue sin ser echado, vuelve sin ser llamado.

Hoy, después de tanto tiempo buscándote, te he encontrado. Hoy, después de recorrer todas las calles de la ciudad para encontrarte, lo he conseguido. Resulta extraño verte después de dos meses… ¿Dos meses? Quizá sean mas… Es que solo tengo el recuerdo de cuando estábamos juntos, es la última esencia. Tu esencia y la de tu colonia, esa que llevo en un frasquito y la huelo todos los días, solo para sentirte cerca, es la única forma que me queda… No sé, quizá sea masoquismo pero es que no quiero olvidar lo que me hiciste sentir, me hiciste sentir la niña mas feliz del mundo… Quizá es por mi o porque hay recuerdos que por mucho que intentes olvidar no puedes, forman parte de tu vida, forman parte de ti; borrar esos recuerdos es como borrar una etapa de tu vida. Son recuerdos que no podemos olvidar ni nadie puede conseguir que olvidemos. Ni siquiera un “clavo”. Sí, esa expresión de “un clavo saca a otro clavo”. Es la mítica expresión que se suele usar cuando la desesperación que ha llegado a ti es tan grande como lo que esa persona te hace sentir. No nos confundamos, un clavo no saca a otro clavo, y en el caso de que otro clavo pueda entrar al igual que lo hizo el otro, ya tienes dos clavos dentro. ¿Ahora qué?¿ Vas a sacar a otro?. Supongo que el único consuelo que queda es dejar pasar el tiempo, porque, quien se fue sin ser echado, vuelve sin ser llamado.

martes, 22 de noviembre de 2011

Love you

¿Que qué es el amor? no hay respuesta para esa pregunta. Es algo inexplicable. Es algo que se siente, y que pocas personas han sentido de verdad.
Es ponerte colorada cuando te mira, cuando te habla.
Es no parar de pensar ni de hablar de él.
Es que te digan su defectos y tu le defiendas por encima de todo.
Es sonreír siempre que hablas o que estás con él.
Es mirar para atrás y que cualquier chico te creas que es él.
Es salir a la calle con la ilusión de encontrártelo.
Es ser la más feliz cuando todo va bien y la más triste cuando se acaba.
Es renunciar a  todo por él.
Es más que decir te quiero, es demostrarlo con hechos.
Es no poder olvidarte de esa persona porque ha llegado hasta el fondo de tu corazón.
Es vivir por y para él.
Es conectarte y ver si está conectado.
Es visitar su tuenti millones de veces al día, sabiendo que no va a tener nada nuevo.
Es ir a los sitios que sabes que va, sólo para verle.
¿Amor? es lo que siento por tí.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Si me mirases...

+ Yo creo que la vida es como un juego de posibilidades
-¿Por qué?
+ La posibilidad de salir con alguien al que creas inaccesible, o posibilidades de que alguien que nunca te hubiera gustado te empiece a gustar ahora. Las posibilidades de encontrar a la primera al amor de tu vida, las que tienes de estar con alguien que no lo ves porque crees que no tienes posibilidades con el amor de tu vida. 
-¿Y como se sabe si existe la mas remota posibilidad de estar con el amor de tu vida?
+ Yo siempre he creído que con un beso. Tú a mi me besas y si ella se da la vuelta y te mira es que eres el amor de su vida.

martes, 15 de noviembre de 2011

cada día un poco mas...

 Mantengo la esperanza de ser capaz algún día de no esconder las heridas que me duelen al pensar que te voy queriendo cada día un poco más.


domingo, 6 de noviembre de 2011

+En un parque hace años me hice una herida a mi misma en el brazo con el chico que me gustaba, Me levantaba la postilla todos los días para que me dejase cicatriz y así no olvidarlo nunca, juraba que era el amor de mi vida.
- Bueno, como todos los críos ¿no?
+ No, como todo el mundo, el primer amor y el último se sienten igual, eso es lo que se tarda en entender.
- ¿Y cuando te diste cuenta tú?
+ Pues cuando deje de rascarme, llega un día en el que te das cuenta de que en esa pareja solo quedas tú, y que lo único que te ata a él es esa herida, y que haciéndola sangrar no mantienes vivo su recuerdo, sino el dolor de la pérdida.


jueves, 3 de noviembre de 2011

Bienvenido.

Sigo siendo aquella niña que se ilusionaba por cualquier cosa.. Esa pequeña niña que se hunde rápidamente... la que no tiene fuerzas para levantarse porque sabe que volverá a caer... Esa niña que es totalmente imperfecta.. pero que intenta poner buena cara. Esa niña que sonríe a pesar de todo, porque nunca sabes quien se enamorara de tu sonrisa. Esa niña rubia de ojos azules que a simple vista parece haber salido de un cuento, pero que tiene millones de defectos que si quieres, puedes descubrir. ¿Te atreves? Te recuerdo que si entras, no podrás salir.
Si es así, bienvenido a mi corazón. Disculpa el desorden pero es que mi último visitante no fue muy cuidadoso.

martes, 1 de noviembre de 2011

Crees que me pasa algo, que pienso que somos diferentes, que a veces nos peleamos y que a veces no nos aguantamos. Que es mejor estar solos. Pero en el fondo sabes lo que me pasa, que me cuesta mucho decirte... Que conocerte, encontrarme y estar contigo me cambio la vida; y sabes lo que me cuesta aun mas decirte: que me la cambió para mejor. ¿Sabes que mas quiero decirte? Que me dan igual tus dudas, que no puedo dejar de pensar en ti, que quiero estar a tu lado todos los días, toda una vida, solo si tu quieres.. Y sabes que no me cuesta decirte que te quiero y siempre estaré ahí.

lunes, 31 de octubre de 2011


Una esquina, donde me esperabas. Un semáforo en rojo, el que nos saltamos. Una parada, la que hicimos, para besarnos en mitad de la calle, sin importarnos el mundo. Un camino, para llegar a tu casa. Un día, para hacerte indispensable en mi vida.


jueves, 27 de octubre de 2011

Me gusta la forma de tus labios, el roce de tus dientes con los míos, que me muerdas sin querer, sentir el aire caliente que sale de tu nariz rozando mi cara; tus pestañas y la peca que tienes en tu mejilla derecha; los pliegues que aparecen en tu frente cuando frunces el ceño, que no puedas evitar las ganas de esbozar una sonrisa y las arruguitas que se te forman a cada lado de la boca; la suavidad de tu piel, despeinar tu pelo y la manera en que desabrochas cada botón de tu camisa; tu mirada, el color de tus ojos, que me susurres al oído, sentir un nudo en el estómago cada vez que me abrazas y reirme a menos de un milímetro de tu cara; tu pieza, tu cama, y cada uno de tus movimientos; que te brillen los ojos cuando cuentas algo que consideras emocionante, lo difícil que es verte realmente feliz; tu aroma, cómo te vistes, tu cuerpo entero, cada uno de tus huesos y tus manos, no mucho mas grandes que las mias; quedarme mirándote fijamente cuando llevas gafas de sol creyendo que no me ves, tus gestos y las mil tonterías que se te ocurre contarme siempre; la música que escuchas, alguna canción en especial, tu ropa interior; que intentes ser mejor y conocer cosas nuevas; observarte mientras comes, tus amigos, la marca que tiene en la espalda, el modo en que me sirves agua; lo impulsivo que eres, escuchar tu voz por teléfono, que cuentes conmigo para lo bueno y para lo malo, tu risa. Me gustas tú.


VEINTIOCHO.

Y comprendí una noche, después de derramar la lágrima setecientos mil cuatrocientos veintiocho, que nunca iba a dejar de echarte de menos.


lunes, 17 de octubre de 2011

¿ J U G A M O S ?

Y es que llega un momento en el que cansa el sufrir a diario en silencio por ti; y ¿sabes lo que pasa cuando alguien se cansa? Que pasa. Que llega un momento en el que las personas no aguantan más, en el que se acaba dando por imposible. Y si algún día llegase a ser posible, demuéstralo, pero recuerda que el tiempo pasa, y con él, las personas y los sentimientos, así que no me vayas a buscar cuando me hayas perdido.

sábado, 1 de octubre de 2011

Entonces comprendí que las lagrimas no podían hacer que alguien que había muerto volviera a vivir.
Tambien aprendi otra cosa sobre las lagrimas: con ellas no puedes hacer que alguien que ya no te quiere vuelva a quererte.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Vuelta a la rutina.

Volver a sentir tu cabeza apoyada en mi pecho, escuchando los latidos de mi corazón, que me mires y me preguntes: ¿Siempre te late tan fuerte? Y pensar, no, solo cuando estas tú conmigo pero nunca te das cuenta de ello, y que poco a poco se me escape una sonrisa que te confiese que sí, a la vez que te lo niego. Y callarte con un beso, que me lo devuelvas, y perdernos los dos, en tu sofá, hasta que pasen las horas volando, para volver a la puta rutina, sin ti.


domingo, 18 de septiembre de 2011

Se quedó en un intento....

Feliz cumpleaños. Otro año más enamorada de ti y sin tener el valor suficiente para decírtelo.
Ojalá este día sea inolvidable para ti, que puedas decir con la sonrisa de oreja a oreja: “ya tengo 19 años y soy feliz”. Sería lo único que me importaría.
Parezco patética escribiéndote esto; bueno, realmente lo soy, pero no aguanto otro año más pensando día a día en ti; otra año siendo tú el pilar principal de mi felicidad, porque tú diriges mis estados de ánimo; fingiendo ser tu amiga mientras poco a poco me muero por dentro; otro año más sin dejar mi orgullo a un lado.
No sé si cuando leas esto  sea yo la persona que se te venga a la mente, realmente, tampoco estoy muy segura de si lo leerás, lo dudo mucho; pero estoy segura de que si preguntas a cualquier persona que me conozca no va a dudar de que soy yo;  porque soy la única estúpida (sí, es la palabra que me define cuando hablo de ti..) que te sigue queriendo a pesar de todo; porque aún sigo sin entender por qué cuando la gente te ve por la calle me dice: he visto a Adal!!, sin facilitarme el “camino” al olvido.
Y mientras escribo esto, estoy hablando contigo, estoy con la sonrisa de tonta mirando a una pantalla, y sólo tú eres capaz de conseguirlo. Estoy, cómo no, pensando en la cara que tendrás en estos momentos, y en ciertos momentos de “tensión” estoy muriéndome por dentro. Y sé, sé que cuando me digas “me voy ya, buenas noches”, me voy a volver a callar un “te quiero” y me voy a dormir con tu imagen en mi cabeza, para mañana volver a afrontar un nuevo día, sin ti. Y sé que cuesta aceptar que no soy nada para ti; y que cuesta intentar hablarte como si nada pasara, pero todo se finge si a cambio se obtiene tiempo contigo.
No sé si te das cuenta de lo que duele fingir que todo va bien cuando todo va mal; de lo que duele quererte sabiendo que tú no sientes lo mismo y sin poder evitarlo; de lo que duele que me pregunten qué somos y tenga que decir: nada, absolutamente nada, pero me encantaría serlo todo;  de lo que duele que cada lágrima que haya derramado hable de ti; de lo que duele querer encontrarte en cada esquina;  de lo que duele que cada cosa me recuerde a ti; de lo que duele intentar ser tu amiga para al menos sentirte cerca; de lo que duele que formes parte de mi vida de esta forma; de lo que duele que seas mi último pensamiento al acostarme y el primero al levantarme; de lo que duele ver como no te das cuenta de nada; de lo que duele tu indiferencia y yo también tener que fingirla; de lo que duelen los recuerdos; de lo que duele notar que no soy nada para ti cuando tú lo eres todo; de lo que duele que seas mi sueño que nunca se hará realidad; de lo que duele quererte como te quiero; de lo que duele fingir que el pasado no existe aunque sigues aquí junto a mi; de lo que duele que estés tan cerca y a la vez tan lejos (¿recuerdas?, es la frase que le dedicaste a una de las niñas que te gustaba…); de lo que duele que tu simple hola haga  que se me pongan los pelos de punta y los nervios me coman viva; de lo que duele que tenga que esconder mis sentimientos; de lo que duele hacer como  la que no te ha visto cuando al mismo tiempo me vuelan millones de mariposas en el estómago; de lo que duele pensar lo que no fui capaz de decirte aquel día, que ahora es lo que me mata por dentro; de lo que duele mirarte y no tenerte; de lo que duele imaginarte conmigo, solo imaginarte; de lo que duele cambiar mis ganas de abrazarte por un “hola, ¿Qué tal todo?”; de lo que duele que mi toalla haya pisado tantas veces el suelo por ti; de lo que duele que cada canción que escuche me recuerde a ti; de lo que duele que cuando oigo tu nombre, ya sean horas después, tu imagen siga en mi mente; de lo que dueles.
Que sí, que sé que he sido segundo, tercero e incluso décimo plato y aún así te sigo esperando, sabiendo que cada día que pasa es un paso más lejos de ti. Que sí, que me encanta cuando quizás, por error, me regalas una mirada o una sonrisa. Que sí, que tu sonrisa estropea todos mis planes. Que sí, que si me regalases 5 minutos al día contigo, sería feliz las 24 horas. Que sí, que cambiaría mis deseos por tan solo uno… Y es que me encantaría que sintieses lo mismo por mí.
Que hay veces, por no decir cada dia, que me entran unas ganas locas de decirte: “te quiero imbécil, ¿no te das cuenta?” ; pero que ya se ha convertido en rutina guardármelo en mi interior, sufrir en silencio por ti, quererte sin demostrarlo. Y es que cada día que pasa, sé que es un paso mas lejos de ti, y sé que son minutos desperdiciados separada de tu cuerpo.  Y sé que si me quisieras tanto como yo a ti, sería todo tan distinto..
Y solo espero que algún día te des cuenta de todo, pero que ese día no sea demasiado tarde, y no me hayas perdido, para siempre.
Lo dicho, muchisímas felicidades.
Te quiero.


lunes, 12 de septiembre de 2011

Y si fuera ella........

+ ¡Mira una estrella! Corre, pide un deseo.
- No, no hace falta
+ ¿ Por qué ?
- Porque ÉL ya existe.



domingo, 11 de septiembre de 2011

Pase lo que pase, te llevo conmigo.


  • No le pido nada, solo un hola; una vez a la semana aunque sea... ¿Y sabes qué es lo peor? Que dentro de un mes me volverá a hablar, pero no para preguntarme como estoy, no, sino para saber que me sigue teniendo ahí. Y yo, como siempre, caeré, y como siempre le volveré a demostrar que estaré ahí queriéndole pase lo que pase, y pase el tiempo que pase.

martes, 6 de septiembre de 2011

life♥

Que extraña es la vida… Lo que más quieres lo pierdes. El que más te quiere lo ignoras. El que mas te rechaza lo adoras, el que mas te adora lo rechazas. El que mas te hace sufrir lo amas. El que mas te ama lo utilizas. El que mas te traiciona lo perdonas, y el que mas te perdona es el que más traicionas…


lunes, 5 de septiembre de 2011

te quiero imbecil!!!!!!


Que hay veces, por no decir cada dia, que me entran unas ganas locas de decirte: “te quiero imbécil, ¿no te das cuenta?” ; pero que ya se ha convertido en rutina guardármelo en mi interior, sufrir en silencio por ti, quererte sin demostrarlo. Y es que cada día que pasa, sé que es un paso mas lejos de ti, y sé que son minutos desperdiciados separada de tu cuerpo.  Y sé que si me quisieras tanto como yo a ti, sería todo tan distinto..


domingo, 28 de agosto de 2011

let's play :)!!!!

sábado, 27 de agosto de 2011

dreams.


Cuando haríamos todo lo posible para que un sueño se cumpliese es cuando nos damos cuenta de que ese sueño es imposible de realizar.

miércoles, 17 de agosto de 2011


Que me encanta que me lances piropos, falsos, pero que en ese instante hacen sentirme la niña más especial. Que me encanta cuando tú dices que sí y yo digo que no. Que me encanta que me calles y que me digas que te calle. Que en el fondo me encanta que me mientas, que me jodas, que la cagues, porque sé que algún día volverás pidiendo perdón. Que me encanta que me toques, que te acerques, que me hagas tonterías que solo entienda yo. Que me encantó que un dia llegases a mi vida, y odio que te fueras; y a pesar de todo, me sigues encantando

Arriesgando...

 Y en el momento menos esperado, llega otra persona, esa que de repente te hace olvidar tu pasado, o al menos te hace que no forme parte de tu día a día, y desconfías, temes volver a fallar, volver a sufrir… Pero lo intentas, porque lo bueno de un corazón es que solo se puede romper una vez, el resto sólo son rasguños.


...


Yo no perdí la virginidad, te la regalé  a ti.

lunes, 15 de agosto de 2011

Dicen que lo que uno desea demasiado nunca llega , y que cuanto más te preparas para algo, más se aleja de ti. A veces la vida no es justa. A veces parece que todo lo malo sucede a la vez... Pero con el paso de los días te das cuenta de que para conseguir lo que realmente quieres, no tienes más que dejarte llevar; porque el amor es así: solo llega cuando te olvidas de él.

jueves, 21 de julio de 2011

Donde esté mi corazón:)!!

 Querida Montse:  No sé muy bien cómo empezar estas líneas, ni que decirte en ellas, sobretodo para no hacerte ningún daño. Anoche, cuando me oí a mi mismo decirte lo que llevo en mi corazón, me asuste mucho, tuve miedo. Todo desapareció cuando nos besamos y entonces supe que hasta el más extraordinario de los sueños es posible si se ama. Tus labios sellaron un montón de heridas y el tiempo dejo de contar para mí. Lo que buscaba, lo que necesitaba estaba allí, en ese momento preciso. Y cuando te fuiste, me quede flotando en una hermosa nube de colores. Eso fue anoche.
Pero a lo largo de una noche sin dormir, como acabo de pasar, he comprendido que los sueños son traidores, porque a veces te anestesian y, al despertar de ellos, todo vuelve a ser como era antes. Hay muchas cosas que no cambian, aunque el amor, siempre él, las haga más llevaderas. Te estarás preguntando a que viene esto, que pasa, pero por mucho que escriba y escriba, no lo entenderás. Casi ni lo entiendo yo mismo.
Hay una verdad: te quiero. Me he enamorado de ti. No era mi intención, pero ha sucedido. Verte fue sentirme atraído por ti, y conocerte, desear dártelo todo. Sin embargo, no es tan sencillo y no quiero hacerte daño. Ya te lo han hecho antes, así que es mejor no seguir con esto. También a mi me han hecho mucho daño y tengo heridas invisibles en el alma. Soy un cobarde, lo reconozco. Pero no puedo decirte más. La culpa es mía y solo mía. Tenía que haberme ido antes, sin llegar a esto. Eres especial y mereces toda la felicidad que, estoy seguro, no tardarás en encontrar. Yo, probablemente no conoceré ya a nadie como tú. Supongo que lo tendré merecido, por jugar con el destino. Gracias por darme una esperanza. Te quiero.